Reciclar para vivir

En el mes del Medio Ambiente, el Tejano visitó la Planta Duran de Clasificación de Residuos para conocer el trabajo que se realiza allí y los materiales que se reciclan en nuestra ciudad.

Fotografía: Mateo Butin

El 5 de junio se conmemoró el 46º día mundial del Medio Ambiente. Dentro de las actividades que realiza la Intendencia de Montevideo durante todo el mes, se realizaron visitas guiadas a distintos puntos claves de la ciudad para el cuidado del medio ambiente. El Tejano se sumó a una de estas visitas guiadas y el viernes 8 de junio en la mañana  recorrió las instalaciones de la Planta Duran de Clasificación de Residuos inaugurada a fines del año 2014.

Plantas de Clasificación de Residuos en Montevideo

Hay cuatro de plantas de clasificación de residuos en Montevideo: la planta Burgues, Geminis, Casavalle y Duran. Las plantas de clasificación tienen participación interinstitucional. Participan la Dinama, la Intendencia y el Mides, que contrata una ong diferente en cada planta para que realice todo un trabajo social previo con los clasificadores, para conformar una cooperativa de servicios sociales.

Walter, el encargado de la planta explica que los residuos que allí se procesan llegan de los circuitos de contenedores de los supermercados, complejos habitacionales, cooperativas de vivienda y los contenedores verdes y naranjas del servicio contratado CAP.

“El problema que identificamos con los contenedores de CAP, es que el contenedor naranja tiene una boca más grande que la del verde y la gente hace la más fácil y no tira los residuos en el contenedor que corresponde. Los residuos supuestamente clasificados nos llegan contaminados, lo que nos dificulta y enlentece la tarea. Es un problema de educación de la ciudadanía del que también es responsable el gobierno municipal, porque las campañas no han sido lo suficientemente eficaces para cambiar la conducta de reciclaje de los montevideanos”.

A veces vienen animales muertos, materia fecal. Esos contenedores, tenemos que descartarlos antes de que entren a la cinta de clasificación para que la pérdida no sea mayor.

Reciclar las conductas

“De los contenedores de CAP que entran a la planta nos entran se recicla un cuarto o un quinto del peso de los residuos. Como buen promedio de los 3800 kilos que trae el contenedor, reciclamos 900 kilos, es un resultado pésimo”, concluye Walter.

Fotografía: Mateo Butin

No importa el color

La mayoría de la población tiene contenedores verdes, pero eso no es excusa para no reciclar. Los vecinos deben tener en cuenta que los clasificadores que pasan por las volquetas, venden los residuos que no están contaminados. Además, existen lugares donde los camiones tiran la basura y los clasificadores pueden sacar de allí para reciclar y vender.

A la basura

Uno de los principales problemas que tienen en la actualidad las plantas clasificadoras de residuos, es que disminuyeron los materiales que les compra el mercado, como el cartón de los helados y las bolsas de nailon. También bajo la compra de vidrio y todo aquello que el mercado no compra, termina en destino final.

Menos reciclaje y más contaminación

Los principales motivos en la merma del trabajo de las plantas son: los materiales que no se reciclan más por falta de compradores y la calidad de los residuos que llegan a la planta. Las volquetas de descartes con destino final se duplicaron. Bajaron los precios, la demanda de algunos materiales y la calidad del reciclaje de los montevideanos.

Ahora, gracias a la Dirección Nacional de Medio Ambiente que le exige a las empresas que importan envases un plan de reciclaje, llega un poco más de trabajo, por ejemplo, con las espuma plast de las bandejas de comida. Estamos ante un problema ambiental que maneja el mercado, actualmente es el mercado él que define que se recicla y que no.

Fotografía: Mateo Butin

Materiales se reciclan en la Planta Duran

En la cinta de reciclaje se separan cartón, plástico, nailon, papel blanco, papel color, aluminio y papel de diario. Les están comprando aluminio, cobre y por ahora el bronce no lo pueden vender porque, no cuentan con las herramientas necesarias para extraer estos metales. La ley a ratificarse de bolsas de nailon, va a suponer una restricción de ese mercado para la planta que hasta su entrada en vigor no les es posible cuantificar.

¿Dónde fueron a parar?

El pep, que es el envase transparente de las gaseosas, las empresas lo compran y lo exportan, se puede utilizar para textiles como la tela polar.  El polietileno, que son los pomos de detergente, se reciclan y se venden para volver a hacer envases, baldes, plastiductos, etc. Se dejó de comprar el polipropileno de  las cajas de los helados. El nailon lo están comprado para plastiductos  y el papel se usa para cuadernolas más que nada.

El papel tiene distintos precios, si es blanco de los dos lados vale más, si es blanco de un lado solo vale menos. Este reciclado es que ocupa mucho lugar y tienen que sacar constantemente la producción de la planta.

¿Y el retornable?

En Uruguay se siguen utilizando demasiados envases de vidrio sin planes de reutilización, desde la planta promueven su uso porque es ampliamente más ecológico que el plástico y reconocen que faltan leyes que obliguen a las empresas a reciclar y reutilizar sus botellas o recipientes de vidrio.

Todo se transforma o se arregla

De la planta mucha gente se lleva cosas para arreglar, como electrodomésticos y aparatos tecnológicos que la gente arroja a los contenedores, hay mucha ropa también que si nadie la lleva se tira, porque no tienen compradores de tela. La cantidad de libros que encuentran en los residuos es asombrosa.

¿El aceite se recicla?

El aceite doméstico los ciudadanos lo pueden utilizar para hacer compost en sus casas si tienen la posibilidad, sino es así, la Intendencia junto con Alur tienen un sistema de recolección para el aceite para convertirlo en biocombustible. Para ello, se debe depositar el aceite en unos contenedores verdes que se encuentran en las estaciones de servicio y la Intendencia

Circuito limpio Municipio G

Hay contenedores en dependencias municipales y centros educativos del Municipio G, donde está ubicada la Planta Duran, esta iniciativa ha tenido gran respuesta en los vecinos y es un aporte importante para la planta.

 

Reciclaje y trabajo social

Para Walter, el encargado de la planta, “la tarea principal que tenemos aquí es brindarles seguridad en su tarea y promover derechos y oportunidades a los trabajadores. Todos los martes no se trabaja en la planta porque hay una jornada obligatoria de capacitación.  Hay trabajadores que entraron analfabetos y hoy tienen un certificado de primaria, varios están haciendo computación, han recibido cursos de primeros auxilios, de alimentación, seguridad, derecho laboral, cooperativismo, etc.”

A los trabajadores de la Planta Clasificadora Duran se les asegura un fijo, porque como han bajado los precios y la demanda de sus reciclajes, no llegan a generar los ingresos con su fuerza de trabajo. Esta coyuntura se visualiza como un problema, porque desestimula a los trabajadores.

La ruta de la basura

Consultamos a Leticia Beledo,  Economista y Asesora de la División Limpieza sobre el objetivo de estas visitas y como los vecinos e instituciones pueden acceder a ellas.

“En esta ocasión las visitas son por el mes del medioambiente, pero hace ya unos cuantos años que la Intendencia de Montevideo hace un recorrido que se llama Ruta de la Basura y visita plantas de clasificación, el relleno sanitario y el tratamiento de residuos orgánicos.  El objetivo principal es que los vecinos conozcan que se hace con la basura luego de la recolección y generar conciencia de que si como ciudadanos ayudamos con la clasificación de residuos podemos lograr una mejor clasificación y reciclaje de materiales”.

“La Ruta de la Basura es una actividad que se realiza todo el año. La coordinación está a cargo de la doctora Lourdes Gadea y para concretar una visita hay que comunicarse al mail desarrolloambiental@imm.gub.uy o al teléfono  1950 2060 – 2062 de lunes a viernes de 10 a 16 horas. Se necesita un mínimo de participantes para realizar la visita, pero si se trata de un grupo grande de interesados se puede coordinar una visita solo con una institución”.

“También existe un equipo de educación ambiental ETEA (Equipo Técnico de Educación Ambiental), que llevan adelante actividades educativas ambientales con las instituciones que lo solicitan”.

Por Mateo Butin.

 

(Visited 56 times, 1 visits today)

Un comentario sobre “Reciclar para vivir

  • el septiembre 14, 2018 a las 10:26 pm
    Permalink

    HOLA , ME LLAMO ADRIANA Y ME GUSTARIA COLABORAR CON EL RECICLAJE, NO ES MUCHO PERO SI TODOS APORTAMOS ALGO PARA EMPEZAR PODRIAMOS COLABORAR CON EL MEDIO AMBIENTE.
    QUICIERA SABER DONDE PUEDO DEJAR , BOLSAS, CARTON , PAPELES ; MATERIALES SECOS EN LA ZONA PRADO O AIRES PUROS

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *